ht
CCBot/2.0 (https://commoncrawl.org/faq/) ht
CCBot/2.0 (https://commoncrawl.org/faq/) Diabeweb - HISTORIA DE LA TRANSICIÓN TECNOLÓGICA EN DIABETES
 
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en google+ Compartir en linkedin
EN PROFUNDIDAD
HISTORIA DE LA TRANSICIÓN TECNOLÓGICA EN DIABETES
01-05-2019
HISTORIA DE LA TRANSICIÓN TECNOLÓGICA EN DIABETES

En los últimos 40 años, la tecnología en diabetes ha evolucionado rápidamente, con el desarrollo y la mejora de dispositivos electrónicos dirigidos a manejar y tratar esta enfermedad crónica.

 

Este mes, en DiabeWeb queremos repasar contigo los descubrimientos tecnológicos más destacados en diabetes.

 

Previamente a la revolución tecnológica en diabetes, la glucemia solamente se podía determinar mediante análisis en sangre. En el año 1964, la compañía Ames introdujo las primeras tiras reactivas para testar los niveles de glucosa en sangre. Tras depositar una gota de sangre encima de la tira, esta cambiaba de color y determinaba los niveles de azúcar en la muestra. Sin embargo, este mecanismo de control de la glucemia solamente se usaba por parte de profesionales sanitarios. No ofrecían al paciente ningún tipo de autonomía en la monitorización de la glucosa.

 

Seis años más tarde, en 1970, la misma empresa patentó el primer medidor de glucosa. El dispositivo funcionaba cuantificando la luz reflejada de las tiras y traduciéndolo en valores de glucemia. Por aquel entonces el dispositivo era muy pesado y caro por lo que solamente se utilizaba en consulta médica. Con el paso de los años, se fueron mejorando estos dispositivos con tal de hacerlos más ligeros, manejables y económicos. Asimismo, comenzaron a salir a la luz estudios demostrando la eficacia de estos dispositivos en el mantenimiento de los niveles de glucosa en sangre. Otro hito importante en la historia de la transición tecnológica en diabetes fue la invención de las primeras bombas de insulina, en 1976.

 

A principios de los 80, el uso de medidores de glucosa portátiles se generalizó en las personas con diabetes, constituyendo una de las mayores revoluciones en el control de esta enfermedad. Su aparición fomentó el autocontrol de la diabetes. Hoy en día, los medidores de glucemia han evolucionado drásticamente. Ahora, no solamente determinan los niveles de glucosa en sangre, también almacenan los resultados y el tiempo de toma. Asimismo, están diseñados para recoger información manual sobre otros factores determinantes en el manejo de la diabetes como la dieta o el ejercicio. Además, la mayoría de ellos pueden conectarse a aplicaciones móviles para analizar de manera más visual los datos introducidos. Este tipo de dispositivo incluso permite calcular la dosis de insulina necesaria en función de varios factores.

 

Hace más de 20 años se desarrolló el primer sistema de monitorización continua de glucemia (CGMS). Este tipo de dispositivo también ha evolucionado y mejorado con el paso de los años. Hoy en día, los CGMS se pueden utilizar en prácticamente todas las situaciones de la vida. Por otro lado, la reducción de los precios ha potenciado su uso en la población general.

 

EL FUTURO DE LA DIABETES

 

El futuro de la revolución tecnológica en diabetes sigue residiendo en el desarrollo de un páncreas artificial. Un dispositivo tecnológico independiente que pueda calcular los niveles de glucosa en sangre y liberar insulina en el cuerpo cuando sea necesario. En la actualidad, varios laboratorios farmacéuticos y universidades apuestan por esta solución y están investigando cómo conseguirlo.

 

En resumen, el manejo de la diabetes ha evolucionado exponencialmente en las últimas décadas gracias a la innovación tecnológica en este ámbito de la medicina. Esta evolución no termina aquí. Con los años, el desarrollo y comercialización de innovadoras herramientas digitales seguirá sorprendiéndonos.