ht
CCBot/2.0 (https://commoncrawl.org/faq/) ht
CCBot/2.0 (https://commoncrawl.org/faq/) Diabeweb - CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE HERIDAS EN PERSONAS CON DIABETES
 
Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en google+ Compartir en linkedin
EN PROFUNDIDAD
CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE HERIDAS EN PERSONAS CON DIABETES
06-09-2019
CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE HERIDAS EN PERSONAS CON DIABETES

En las personas con diabetes los altos niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia) pueden alterar la circulación sanguínea dificultando la llegada de oxígeno y nutrientes esenciales para la reparación de heridas y ralentizando su curación.

 

Algunos estudios apuntan que ciertas substancias, producidas por el cuerpo en respuesta a los elevados niveles de glucosa en sangre, afectan negativamente al sistema inmune, el sistema de defensa de nuestro cuerpo. La hiperglucemia impide que las células inmunes funcionen de forma efectiva, incrementando el riesgo de infecciones.

Una infección sin tratar puede elevar el riesgo de desarrollar gangrena1, sepsis2 o una infección del hueso. Si esta herida afecta al pie o alguna otra extremidad, y no se trata correctamente, puede incrementar el riesgo de amputación.

 

Por este motivo, en las personas con diabetes, es de especial importancia curar correctamente las heridas. Desde DiabeWeb te aconsejamos algunas medidas a tener en cuenta para mejorar el proceso de curación de heridas en personas con diabetes.

 

 

  • Mantén unos niveles de glucosa en sangre bajo control para ayudar a reducir las consecuencias de la diabetes sobre la circulación sanguínea y así acelerar la curación de heridas.

 

  • Mantén una buena higiene como norma general.

 

  • Se consciente de tu propio cuerpo. La detección precoz de heridas o daños en la piel es clave para prevenir infecciones y complicaciones. Chequea regularmente si tienes alguna herida o puntos de presión que podrían provocar una herida, especialmente en tus pies. Busca signos de infección. No te olvides de chequear entre los dedos de los pies y debajo de los mismos. Ante cualquier duda o sospecha visita a tu médico con rapidez.  

 

  • Retira el tejido muerto. Este puede promover el crecimiento de bacterias y toxinas e incrementar el riesgo de infección de heridas. Tu doctor te ayudará en este proceso.

 

  • Mantén el vendaje limpio y fresco. Cambiar regularmente las vendas ayuda a reducir el desarrollo de bacterias y a mantener unos niveles de humedad adecuados en la herida. Consulta también con tu doctor, cómo realizar exactamente los cambios de vendaje en tu herida y con qué frecuencia hacerlo.

 

  • Evita presionar el área de la herida, puesto que puede desgastar y dañar la piel conduciendo a una herida más profunda.

 

  • Y si fumas, te aconsejamos que lo dejes para mejorar tu circulación sanguínea y tu salud en general.

 

Así que recuerda, prevenir el desarrollo de una herida abierta es muy importante, especialmente en personas con diabetes. Y, una vez, la herida se ha manifestado, visita a tu médico lo antes posible: es esencial seguir un plan de tratamiento adecuado.

  1. Muerte de un tejido corporal debido a la falta de subministro sanguíneo.
  2. Complicación mortal de una infección o herida.